​El impacto medioambiental de las instalaciones ha sido una constante preocupación de nuestra compañía, por lo que hemos desarrollado los más altos niveles tecnológicos en cada una de nuestras instalaciones para minimizar y, en su caso, anular el impacto medioambiental que estas conllevan. Ello ha supuesto en determinados casos ser pioneros en el establecimiento de controles, procesos y medidas de distinta índole que han sido vendidas para su utilización en otras partes del mundo.

Entre dichas actuaciones destaca el tratamiento de la jarosita (residuo peligroso) para transformarla en un material sólido, inerte e insoluble denominado jarofix. Las características de éste material permiten su utilización para restaurar huecos artificiales como es el caso de las canteras contribuyendo a la recuperación paisajista de las mismas.

Colaboramos con Organismos nacionales e internacionales, a través de las asociaciones de productores de Zinc, en temas relacionados con Medio Ambiente.

Hemos desarrollado un Sistema de Gestión Ambiental, el cual se encuentra certificado según la norma UNE EN ISO 14001:2004.

Nuestro Sistema de Gestión Ambiental, presta especial atención al tratamiento de las aguas residuales, a la gestión de los residuos industriales, al control de las emisiones atmosféricas y al ruido derivado de los procesos de producción de zinc, con el ánimo de cumplir con la normativa vigente, prevenir cualquier tipo de contaminación y establecer la operativa de la mejora continua con la que garantizar que el sistema cumple con los requisitos de la norma internacional.

Para más información consultar la Memoria de Sostenibilidad de Asturiana de Zinc en el apartado Desempeño.